Datos, información, opiniones, recomendaciones...

domingo, 26 de diciembre de 2010

Monterrey vs Santos: ¿Ha nacido un nuevo clásico?




La pasada final del fútbol mexicano disputada entre los Rayados de Monterrey y los Santos de la Laguna, vino quizás a terminar de engendrar un nuevo clásico en el fútbol mexicano, mismo que necesita de rivalidades como la de regios y coahuilenses para tener un atractivo extra temporada con temporada.

De por sí, ambos equipos son dignos representantes de sus propios estados que a la postre, son vecinos geográficos, de ideología, cultura entre otras cosas. Todo esto es lo que va alimentando rivalidades a lo largo del tiempo y qué mejor si a dicha situación, se le van sumando encuentros llenos de emociones, polémicas, títulos en disputa etc.

Los Rayados de Monterrey y los Santos de Coahuila antes de su encuentro final efectuado a principios de diciembre, llevaban en su historial 3 títulos respectivamente, lo que de alguna forma aumentó el atractivo de disputarse por vez primera un título de forma directa.

Alguna vez se enfrentaron en una fase de liguilla (Clausura 2008) y ese había sido el único antecedente en dicha instancia, en aquella ocasión los de Coahuila accedieron a la final del fútbol mexicano vs el equipo de Cruz Azul por su mejor posición en la tabla general a lo largo del torneo.

El resultado global fue de 3-3 en una serie llena de pasión, errores arbitrales, aciertos, jugadas ofensivas, decisiones técnicas equivocadas etc etc, que de alguna forma colaboraron para fortalecer la rivalidad existente entre ambos equipos y aficiones.

Años atrás ambas escuadras protagonizaron partidos llenos de goles como aquél histórico 5-5 en el torneo Apertura 2003 jugado en Torreón, cuando el equipo regiomontano era el campeón defensor y logró tener una ventaja de 3 goles a pocos minutos de finalizar el encuentro. Sin embargo, el orgullo santista alcanzó para que en los últimos segundos el marcador quedara empatado significando un regreso de partido épico.

Otro encuentro digno del recuerdo se presentó en el torneo Clausura 2003 cuando los Rayados se impusieron 2-1 con un gol de tiro libre en los últimos minutos por parte de Luis Pérez, que significaría el comienzo del despegue futbolístico y mental del equipo regio de cara al título de ese año.

Para el torneo Verano 2002, el equipo de Monterrey llegaba con una racha importante de más de 20 partidos como invicto jugando como local hasta que enfrentó al equipo del Santos en el estadio Tecnológico. Aquella noche el equipo lagunero derrotaría 2-3 al cuadro rayado propinándole un corte final a su racha invicta que durante casi 2 años conservaba.

Un 5-0 doloroso y contundente fue el que Santos de Torreón le colgaría a los Rayados en el torneo Invierno 2001. Esa ocasión el cuadro santista pasó literalmente por encima del equipo regiomontano sin que pudieran mostrar oposición alguna.

Partidos como los que mencioné, mas los roces entre aficiones en los últimos años, las declaraciones de los jugadores e inclusive; la indiferencia por parte de la afición rayada al no considerar como "clásico" dicho partido, han contribuído poco a poco a que éste encuentro pueda ser tomado como un verdadero clásico.

Si bien es cierto que los Rayados cuentan ya con un partido de gran calibre a lo largo de cada temporada (clásico regio) vs los Tigres, el juego contra los Santos va tomando forma cada vez más para ser considerado un clásico norteño en toda la extensión de la palabra.

Quizás por una parte a los seguidores del equipo regio y en modo despectivo, les resulte agradable minimizar el enfrentamiento vs los Guerreros no considerándolo como un clásico verdadero, mientras que por otra parte, a los seguidores coahuilenses les resulte más que atractivo el juego vs Monterrey por ser lo más próximo a contar con un derby.

Sea como sea, lo que es cierto e innegable es que con la pasada edición de la final del fútbol mexicano, se terminó por asentar la rivalidad entre ambos equipos. Los clásicos se van forjando con el paso de los años, con los grandes encuentros entre las escuadras, con las declaraciones de las directivas, jugadores y afición pero, sobre todo, por enfrentamientos llenos de goles, revanchas, títulos en disputa como el más reciente, etc.

Para mi como seguidor rayado, el clásico más importante ha sido, es y seguirá siendo el que se da contra los Tigres, sin embargo; no está de más contar con otro clásico que a la postre, es lo que va llevando a un equipo a consagrarse como grande.

Contar con dos clásicos en una temporada hará que un equipo tenga mayores retos e ingredientes aptos para desarrollar una temporada por demás interesante año con año. Tener dos clásicos por temporada en lugar de uno, engrandece a un equipo y siento yo que desde el silbatazo final en la pasada final del torneo mexicano, nació un clásico más en el balonpié nacional.


Ustedes tienen la última palabra.



Felices fiestas.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Jerarquías en el fútbol mexicano

Con frecuencia hemos escuchado en los medios de comunicación y entre los aficionados acerca de quienes son considerados como "equipos grandes" y "equipos chicos" en el fútbol nacional.

Esto se ha convertido en un debate a lo largo del tiempo debido a la falta de objetividad en muchos casos por parte de los críticos, periodistas o aficionados comunes a éste deporte. También por la falta de una categorización homónima que clasifique a los equipos a modo de que se les pueda etiquetar de alguna forma con base entre otras cosas a: Su capacidad de convocatoria, sus títulos, su efectividad en juegos finales, el número de ocasiones que califica a la segunda fase etc.

Hacer un análisis con todas esas categorizaciones resultaría un trabajo por demás interesante pero que a cierto modo, podría caer también en un juego de protesta debido a su propia metodología y al apasionamiento que la gente tiene para con este deporte.

Yo en lo personal quisiera enfatizar que para considerar a un equipo como grande, mediano o pequeño, partiría en primer lugar de su alcance nacional en cuanto a número de aficionados, posteriormente al número de títulos y finalmente al porcentaje de efectividad en relación de títulos ganados con los torneos disputados desde la fundación del club.

Bajo esas premisas podríamos considerar lo siguiente:

*Se tomarán en cuenta solamente equipos participando actualmente en la Primera División Nacional.

*El Torneo Apertura 2013 será considerado como el último certamen en éste análisis.

*Se tomará en cuenta el último resultado de la Encuesta Mitofsky sobre las preferencias del aficionado al fútbol nacional. (febrero 2014).

Equipos según el número de títulos

Grandes:

- América: 11 títulos
- Guadalajara: 11 títulos
- Toluca: 10 títulos
- Cruz Azul: 8 títulos
- Pumas U.NA.M.: 7 títulos

Medianos:

- León: 6 títulos
- Pachuca: 5 títulos
- Monterrey: 4 títulos
- Santos: 4 títulos
- Tigres: 3 títulos
- Atlante: 3 títulos

Chicos:

- Puebla: 2 títulos
- Morelia: 1 título
- Tijuana: 1 título
- Atlas: 1 título

Hasta aquí tenemos una primera aproximación a lo que sería una escala para determinar la "grandeza" de un equipo acorde a su éxito deportivo.

La segunda categoría corresponde al porcentaje de efectividad en relación títulos obtenidos/torneos jugados en el fútbol profesional en Primera División.

- América: 11 títulos en 90 torneos = 0.122%
- Guadalajara: 11 títulos en 90 torneos = 0.122%
- Toluca: 10 títulos en 80 torneos = 0.125%
- Cruz Azul: 8 títulos en 69 torneos = 0.115%
- Pumas U.N.A.M.: 7 títulos en 71 torneos = 0.098%
- León: 6 títulos en 66 torneos = 0.090%
- Pachuca: 5 títulos en 41 torneos = 0.121%
- Santos: 4 títulos en 43 torneos = 0.093%
- Monterrey: 4 títulos en 75 torneos = 0.053%
- Atlante: 3 títulos en 88 torneos = 0.034%
- Tigres: 3 títulos en 56 torneos = 0.053%
- Veracruz: 2 títulos en 50 torneos = 0.040%
- Puebla: 2 títulos en 70 torneos = 0.028%
- Tijuana: 1 título en 5 torneos = 0.200%
- Morelia: 1 título en 62 torneos = 0.016%
- Atlas: 1 título en 87 torneos = 0.011%


Equipos según su % de efectividad:

Grandes:

1. Tijuana: 0.200%
2. Toluca: 0.125%
3. Pachuca: 0.121%
4. América: 0.122%
5. Guadalajara: 0.122%
6. Cruz Azul: 0.115%


Medianos:

7. Pumas U.N.A.M.: 0.098%
8. Santos: 0.093%
9. León: 0.090%
10. Tigres: 0.053%
11. Monterrey: 0.053%

Chicos:

12. Veracruz: 0.040%
13. Atlante: 0.034%
14. Puebla: 0.028%
15. Morelia: 0.016%
16. Atlas: 0.011%


Equipos según el número de su afición (febrero 2014) (porcentajes):

Grandes:

1. América: 26.6%
2. Guadalajara: 19.8%
3. Cruz Azul: 9.7%
4. Pumas U.N.A.M.: 9.3%


Medianos:

5. León: 5.3%
6. Morelia: 3.6%
7. Puebla: 2.6%
8. Atlas: 2.6%
9. Santos: 2.4%
10. Toluca: 2.3%
11. Monterrey: 1.9%
12. Tigres: 1.7%


Chicos:

13. Tijuana: 1.2%
14. Atlante: 1.1%
15. Pachuca: 0.5%
16. Veracruz: 0.4%
17. Querétaro: 0.2%
18. Chiapas: 0.1%



Ahora procederemos a dar un valor numérico referencial a cada equipo según su posición en cada categoría es decir; un valor asignado para diferenciarlo con respecto a otro equipo. En caso de que algún equipo esté empatado en alguna posición dentro de una categoría, el criterio de desempate será el porcentaje de su efectividad en relación a los títulos obtenidos en su trayectoria en la Primera División.

Según títulos:

- América 11 títulos: (16)
- Guadalajara 11 títulos: (15)
- Toluca 10 títulos:  (14)
- Cruz Azul 8 títulos: (13)
- Pumas U.N.A.M. 7 títulos: (12)
- León 6 títulos: (11)
- Pachuca 5 títulos: (10)
- Santos 4 títulos: (9)
- Monterrey 4 títulos: (8)
- Tigres 3 títulos: (7)
- Atlante 3 títulos: (6)
- Veracruz 2 títulos: (5)
- Puebla 2 títulos: (4)
- Tijuana 1 título: (3)
- Morelia 1 título: (2)
- Atlas 1 título: (1)
- Querétaro 0 títulos: (0)
- Chiapas 0 títulos: (0)

Según % efectividad (títulos/torneos en 1era Div. Mex.):


1. Tijuana: 0.200% (18)
2. Toluca: 0.125% (17)
3. Pachuca: 0.121% (16)
4. América: 0.122% (15)
5. Guadalajara: 0.122% (14)
6. Cruz Azul: 0.115% (13)
7. Pumas U.N.A.M.: 0.098% (12)
8. Santos: 0.093% (11)
9. León: 0.090% (10)
10. Tigres: 0.053% (9)
11. Monterrey: 0.053% (8)
12. Veracruz: 0.040% (7)
13. Atlante: 0.34% (6)
14. Puebla: 0.028% (5)
15. Morelia: 0.016% (4)
16. Atlas: 0.011% (3)
17. Querétaro: 0.0% (2)
18. Chiapas: 0.0% (2)


Según el número de seguidores:


1. América: 26.6% (18)
2. Guadalajara: 19.8% (17)
3. Cruz Azul: 9.7% (16)
4. Pumas U.N.A.M.: 9.3% (15)
5. León: 5.3% (14)
6. Morelia: 3.6% (13)
7. Puebla: 2.6% (12)
8. Atlas: 2.6% (11)
9. Santos: 2.4% (10)
10. Toluca: 2.3% (9)
11. Monterrey: 1.9% (8)
12. Tigres: 1.7% (7)
13. Tijuana: 1.2% (6)
14. Atlante: 1.1% (5)
15. Pachuca: 0.5% (4)
16. Veracruz: 0.4% (3)
17. Querétaro: 0.2% (2)
18. Chiapas: 0.1% (1)



Conclusiones:

Al tener los valores asignados en cada una de las categorías que se analizaron obtenemos que la jerarquía de los equipos del fútbol mexicano serían las siguientes:

Grandes:

1. América: 49 puntos
2. Guadalajara: 46 puntos
3. Cruz Azul: 42 puntos
4. Toluca: 40 puntos
5. Pumas U.N.A.M.: 39 puntos


Medianos:

6. León: 35 puntos
7. Pachuca: 30 puntos
8. Santos: 30 puntos
9. Tijuana: 27 puntos  
10. Monterrey: 24 puntos
11. Tigres U.A.N.L.: 23 puntos
12. Puebla: 21 puntos

Chicos:

13. Morelia: 19 puntos
14. Atlante: 17 puntos
15. Veracruz: 15 puntos
16. Atlas: 15 puntos
17. Querétaro: 4 puntos
18. Chiapas: 3 puntos




Fuentes:

- Consulta Mitofsky febrero de 2014, 

http://consulta.mx/web/images/MexicoOpina/2014/NA_FUTBOL2014.pdf


- Primera División de México, 

http://es.wikipedia.org/wiki/Primera_Divisi%C3%B3n_de_M%C3%A9xico

martes, 7 de diciembre de 2010

Rayados de Monterrey Campeones Apertura 2010

Nuevamente en épocas decembrinas y a un año de distancia, el equipo de fútbol Rayados de Monterrey vuelven a repetir como los campeones del torneo mexicano de primera división.

El nuevo título nacional conseguido por el equipo regio viene a coronar lo que sin duda alguna ha sido el mejor año de su historia como club, pues apenas en un período de 12 meses los Rayados sumaron 2 estrellas más a su escudo, además de haber sido monarcas del extinto torneo interliga (lo que les valió jugar la edición 2010 de la Copa Libertadores de América), y culminar como superlíderes a mediados de año rompiendo una marca histórica del club en cuanto a puntos en un torneo se trata.

Los sucesos anteriores hablan muy bien del cuadro regiomontano quien finalmente ha ido pagando poco a poco todo lo que le debe a su gran afición (la mejor de México). No es mera casualidad que los recientes logros del equipo Monterrey se hayan dado en tan corto tiempo y sin adelantarnos de manera irresponsable, podemos decir sin lugar a dudas que este equipo está haciendo época paso a paso.

La fórmula de una institución apoyada desde los más altos mandos de la empresa pasando por la directiva, el cuerpo técnico, los mismos jugadores y sus respectivas familias, hasta el trabajo tan significativo y a veces no reconocido de utileros, masajistas y muchas otras entidades, hacen que hoy en día el equipo de los Rayados sea el mejor de México.

Lejos han quedado las épocas de crisis financieras hacia el interior del club, lejos han quedado los días en que por más dinero que se le inyectaba al proyecto Monterrey no lograban siquiera acceder a una liguilla, lejos también han quedado las humillaciones en los clásicos de la ciudad ante los Tigres. Todo esto ha sido revertido totalmente por la dirigencia rayada quien ahora ve rendir los frutos del esfuerzo, trabajo, disciplina y entrega por un equipo.

Estos días, al igual que hace un año, la mitad de Nuevo León está de fiesta en cuanto a términos futbolísticos. Los Rayados nuevamente han salido campeones del balonpié mexicano y la inercia de éxitos y el hambre de querer ser un equipo que trascienda más allá de la entidad son retos que se ha planteado la directiva a mediano plazo. La construcción del nuevo estadio debe ser también una obligación ya que este equipo merece contar con su propia casa, un inmueble digno del equipo y de la ciudad a la que representa.

Análisis del cómo obtuvo el título el equipo que dirige Victor Manuel Vucetich está de mas, pues ya hemos visto, escuchado y leído mucho al respecto. Lo que más quiero resaltar es que quizás podemos estar frente a un equipo que puede marcar una época como en su tiempo fuera el Guadalajara de los años 60's, el Cruz Azul de los 70's, el América de los 80's o el Necaxa de la década de los años noventa.

La cuarta estrella del equipo regio es además de una satisfacción a sus seguidores y un premio al esfuerzo y trabajo, un nuevo reto para que la escuadra siga manteniéndose en los primeros planos del protagonismo a nivel nacional y por qué no, también a nivel internacional ya que Monterrey ha asegurado su próxima participación en la edición 2011-12 de la Concachampions, inclusive cuando hoy por hoy participa en la edición 2010-11.

Enhorabuena para el equipo de Monterrey por la obtención de su cuarto título nacional que lo coloca automáticamente como el cuadro más ganador en la zona norte del país y obviamente dentro del Estado de Nuevo León.

Hombres y nombres como el de: Victor Manuel Vucetich, Humberto Suazo, Aldo de Nigris, Walter Ayoví, Neri Cardozo, José María Basanta, Duilio Davino, Jonathan Orozco, Severo Meza, Oswaldo Martínez entre otros... se quedarán por siempre guardados en la memoria de agradecimiento de los aficionados y seguidores de éste club.


Vivan los campeones de México, vivan los Rayados de Monterrey!




miércoles, 1 de diciembre de 2010

Fútbol...atacar y defender.

Por muchos años, incluso casi desde el inicio del fútbol como deporte tal cual, se han gestado alrededor de él múltiples polémicas respecto a diversos temas que van desde: la forma de ganar los partidos ó los títulos obtenidos, hasta sobre si se usan o no jugadores naturalizados ó si importa más la publicidad que el juego mismo etc, etc.

En esta ocasión les hablaré acerca de uno de los debates más aguerridos en la historia del balompié a nivel mundial, y que en los últimos 35 - 40 años ha polarizado a la afición. Se trata acerca de si jugar defensivo, ofensivo, bonito o feo.

Calificativos van y vienen por parte de los aficionados, periodistas y todos aquellos personajes que practican o han seguido este deporte a lo largo de la vida. Y de alguna forma estas opiniones son los ingredientes que coadyuvan a que esta actividad deportiva, practicada por millones alrededor del planeta, sea tan admirada como discutida y practicada.

Para poder entender mejor este tema se deberá dividir primero al aficionado en 2 grandes grupos ideológicos en torno a la manera como se vé y se lleva a cabo este juego.

En primer lugar tenemos a los que abogan porque los partidos de fútbol sean ofensivos, es decir; que las dos oncenas en el terreno de juego se preocupen más por atacar al rival que por defenderse de si mismos. Por juego ofensivo se entiende que el juego se dé de manera abierta, explosiva, dinámica y atractiva a la vista de los seguidores y críticos, pues ellos consideran que jugar de forma espectacular siempre será agradecido.

Para un amante del fútbol ofensivo, el juego deberá ser siempre vistoso y cargado de muchos goles sin importar si la táctica defensiva ha caído en más errores que aciertos, pues una gran cantidad de anotaciones es lo que hace al juego agradable por sí mismo. De esta forma el fútbol ofensivo agradará y deleitará la pupila de los aficionados a ésta actividad.

A una persona familiarizada con ésta forma de practicar el fútbol le importará poco si su equipo en la búsqueda de agradar a la crítica o a la misma afición, recibe muchos goles dada la táctica elegida. Al final de cuentas importará anotar más goles de los que se reciben. Para este tipo de idealistas del juego, los goles además de generar pasiones, si se dan en grandes cantidades asegurará que la gente asista a los estadios pues a final de cuentas la esencia misma de éste deporte es la anotación per se.

Ha habido equipos como la selección de Brasil en casi todas sus ediciones mundiales, que apuestan por el juego bonito (jogo bonito en portugués), es decir; por hacer gala de sus habilidades y dones en el trato del balón. Selecciones como la del Mundial de 1970 o la de 1994, serán siempre recordadas por su juego espectacular y que afortunadamente para ellos y sus seguidores, pudo redondearse con la obtención del título al finalizar dichos certámenes.

Pero han existido también casos de equipos desequilibrantes, vistosos y ofensivos, que no han podido coronar tal forma de juego y se han quedado a la orilla de la gloria. Quizás el ejemplo más recurrente sea el de la escuadra nacional de Holanda, quien en los mundiales de 1974 y 1978, practicaron un fútbol exquisito, digno de un espectáculo visual que se ganó el nombramiento de "fútbol total", pero que para su infortunio, no pudo ser capitalizado con el trofeo de campeón.

Hoy en día se habla de quipos como el Manchester United, el Real Madrid o el Barcelona, que para muchos seguidores y villamelones, son los mejores equipos del mundo, especialmente los dos últimos. Los fans del club catalán sostienen que dicho equipo es el mejor del planeta dada su forma de juego siempre alegre y ultra ofensiva, olvidándose quizás de que en la actualidad, el club Barcelona no es campeón de su continente y solo lo es de su liga local.

Por otra parte tenemos al otro bloque de pensamiento y de práctica del fútbol, el de jugar defensivo o de manera conservadora.

Este estilo es muy criticado por gran parte de los fanáticos y críticos pues consideran que como espectáculo, la calidad ofrecida por un equipo que juega así es pobre y aburrida, de raquiticos argumentos como para merecer ser campeón al final de un torneo.

La táctica defensiva propone en primera instancia defender bien para de ahí en adelante ir tejiendo el juego en búsqueda de un resultado favorable de acuerdo a los intereses en cuestión. El jugar defensivo es preocuparse más por lo que hace el rival cediéndole a éste la iniciativa del encuentro, esperando contragolpear o sorprenderlos en alguna chance que se presente.

Equipos catalogados como defensivos estan muchos de la liga italiana, alemana y curiosamente ambas selecciones europeas. Principalmente Italia ha sido criticada por muchos años por "destruir" el fútbol ofensivo en detrimento del espectáculo. Sin embargo, la selección italiana quien por cierto ya no juega de esta manera desde hace algunos años, ha sido campeona mundial en 4 ocasiones, contrastando con aquellos equipos que jugando de la forma contraria se han quedado sin obtener el tan ansiado trofeo siquiera por una ocasión.

Igualmente, el equipo nacional de Alemania es criticado con frecuencia por su calculador y quirúrgico estilo de juego, siempre armando a los equipos de la zona defensiva hacia adelante preocupándose primero por confiar en su solidéz defensiva y posteriormente en la efectividad de su delantera. Esta escuadra ha sido tricampeona a nivel mundial y es quizás por su notable éxito y desempeño por lo que más ha sido envidiada y criticada más que por su estilo de juego mismo.

Es por eso que jugar ofensivamente o defensivamente se ha vuelto parte de la cotidaniedad del fútbol mundial. Quizás los excesos traducidos en jugar ultra conservador o lo contrario, sea lo que ha provocado que numerosos equipos hayan perdido partidos claves o títulos que a la postre habrían llenado de gloria a su afición o país. Por un lado la obsesiva búsqueda de agradar al público y a la crítica con un planteamiento agresivo y vistoso, descuidando la retaguardia ha sido motivo de fracasos y humillaciones. Por otra parte la mezquinidad de algunos planteamientos defensivos también ha sido la causa del fracaso de otras escuadras quienes se conforman con dar un poco esfuerzo y renunciar a ir al frente apostando siempre a un descuido del rival o a un golpe de suerte.

Se puede jugar defensiva u ofensivamente, inclusive de ambas formas buscando un equilibrio que se acomode a las circunstancias del cotejo. Los directores técnicos y equipos que han comprendido la filosofía del equilibrio táctico son los que más a menudo salen exitosos en sus carreras y torneos.

Yo considero que se debe buscar ese equilibrio a la hora de jugar y siempre analizando el contexto que envuelve a los partidos en turno. El diseño del juego debe ser comprendido y aceptado por los jugadores para tener mejores resultados. Jugar bonito o feo es parte de la pasión misma que genera este deporte en el aficionado y su punto de vista puede ser compartido o rechazado.

En lo personal yo preferiría obtener títulos locales, nacionales o internacionales (segun sea el caso), en lugar de solamente agradar al público y quedarme finalmente con las manos vacías. Los goles son la esencia del juego si, pero los títulos son los que al final de cuentas serán recordados por las respectivas aficiones como las afrentas más distinguidas y gloriosas que se hayan conseguido.

Los "románticos" del fútbol ofensivo estarán en desacuerdo con los "realistas" que prefieren ganar a como de lugar y visceversa, pero es aquí donde invito a reflexionar. Quizás lo mejor sea jugar bonito y equilibrado ganando siempre, pero eso no puede suceder toda la vida.

¿Para ústedes que es más importante, ganar o jugar bonito? ¿Prefieren recordar grandes jugadas ofensivas y goles, o levantar trofeos de la forma que haya sido de sus respectivos equipos?