Datos, información, opiniones, recomendaciones...

viernes, 24 de febrero de 2012

¿Qué se debe hacer con los reos más peligrosos?


Resulta de verdad increíble, lamentable y desesperante el enterarse de noticias como las del pasado domingo 19 de febrero, donde 30 reos de la más alta peligrosidad se fugaron del penal de Apodaca, N.L., después de haber sido parte de un motín el cual arrojó además un saldo de 40 muertos y otros tantos heridos. 

Esto de entrada evidencía las carencias y las fragilidades del sistema de seguridad mexicano hacia dentro de los penales, en los que prácticamente en cualquier momento dado pueden presentarse lamentables sucesos como los de la madrugada del pasado domingo.

Lo más preocupante en sí es la fuga de 30 criminales pertenecientes al cártel de los Zetas, que tanto daño han causado en la sociedad mexicana; en especial en el noreste del país. Sin embargo otra cosa que no es de menos importancia es la complicidad evidente de las autoridades de dicho penal y los nexos existentes con el crímen organizado, en donde los movimientos que se realizan para permitir que los reos puedan continuar operando desde dentro de la cárcel son bien conocidos.

La pregunta aquí es: ¿Se debe seguir recluyendo a los más grandes criminales y narcotraficantes del país? A todas luces la respuesta parecería lógica señalando que desde luego éstos individuos debieran ser encarcelados siempre y para siempre, sin embargo, la amenaza latente de que en cualquier momento éstos peligrosos criminales puedan escaparse por la razón que sea, hacen pensar a más de uno en que las medidas deben ser más severas.

La pena de muerte está prohibída en México y la cadena perpétua se posiciona entonces como el castigo más alto que se tiene dentro del sistema judicial mexicano. Tomando en cuenta lo anterior nos encontramos que el mantener encarcelados a los criminales más peligrosos del país por tiempo indefinido, resulta una bomba de tiempo que de estallar, puede causar estragos muy lamentables. El sobrepoblamiento de las cárceles, la corrupción de los custodios y de todo el personal administrativo que labora en ellas, más la facilidad con la que algunos internos siguen realizando sus negocios con el exterior, aumentan las probabilidades de que se presenten situaciones tan lamentables como las sucedidas en Apodaca. 

Siendo así resulta que el mantener recluídos a estos indivíduos resulta totalmente peligroso. Pero entonces; ¿qué otra solución existe? Poco se ha hablado de la posibilidad de dictar pena de muerte a los criminales más peligrosos para así evitar que pudieran escaparse algún día, al mismo tiempo que se estaría igualmente evitando el sobrepoblamiento de los penales. 

Si el aplicar la pena de muerte a los internos más peligrosos sirve como mensaje a otros grupos delictivos, previene la saturación en las cárceles y erradica la posibilidad de que se presenten motines y fugas, pudiera resultar entonces que esta medida sea tomada más en cuenta ¿o no? 

¿Qué opinan ustedes?


martes, 7 de febrero de 2012

¿A qué le apuesta el PAN con Josefina V. Mota?


Como ya sabemos la contienda interna en el Partido Acción Nacional por dar a conocer quién será su candidato presidencial rumbo a las elecciones de julio próximo ha concluído. Josefina Vázquez Mota se ha convertido en la candidata oficial del PAN para tales comicios y a razón de esto han surgido innumerables comentarios y opiniones que reflejan por una parte apoyo y júbilo ante tal denominación; así como también pronunciaciones negativas al respecto.

Pero ¿qué es lo que ahora intentará hacer el PAN mediante la campaña presidencial de Josefina V. Mota? ¿Cuál es el especial significado de que una mujer sea la candidata presidencial de uno de los Partidos Políticos más importantes de la historia de México?

Es indudable que a primer instancia la gran mayoría de los partidos lo que buscan a final de cuentas es el poder y el mantenerse ahí el mayor tiempo posible. En el caso del PAN, los últimos años han sido muy turbulentos en torno al papel desempeñado por el Presidente Felipe Calderón, quien en medio de críticas y de una cada vez más baja popularidad, intenta convencer a la ciudadanía directa ó indirectamente de que continuar con un mandatario que forme parte del Partido Acción Nacional, es lo mejor que le puede pasar a México.

El PAN por lo mismo, construirá a partir de ahora una campaña política en la cual la figura de Josefina sirva para ganar el mayor número de simpatizantes femeninos como primera estrategia, pues por primera vez en 18 años existe una candidata mujer en la búsqueda de la presidencia y, a diferencia de Marcela Lombardo del Partido Popular Socialista (PPS) y de Cecilia Soto del Partido del Trabajo (PT) en 1994; ahora la candidata forma parte de uno de los partidos políticos más importantes de México y por si fuera poco, estamos hablando del partido que se encuentra en el poder.

Partiendo de que el PAN buscará mantenerse en el poder y de que Josefina V. Mota es una mujer (sin sonar despectivo), comenzará a promover la idea entre la sociedad de que ya es la hora de que México tenga una figura femenina como dignataria nacional tal y como ya ha sucedido en otras naciones latinoamericanas. Si Brasil tiene a Dilma Rousseff, Argentina a Cristina Fernández, Costa Rica a Laura Chinchilla, y Chile tuvo a Michelle Bachelet como presidentas, ¿porqué no México puede contar con una?

Es evidente que para la bandada blanquiazul éste discurso será fundamental para poner en marcha toda la campaña de cara a las elecciones del próximo mes de julio. Josefina Vázquez Mota por el solo hecho de ser la única mujer que competirá firmemente con otros dos candidatos, quienes además gozan de una destacada popularidad y del respaldo de fuertes partidos políticos, es bien vista por buena parte de la población, especialmente del sexo femenino, pues con ella podrán identificarse en muchas situaciones, reflexiones y señalamientos.

El que Josefina sea la única candidata femenina peleando por la presidencia en el período de 2012 a 2018, por sí mismo la hace especial, sin embargo la sociedad no deberá cegarse completamente y tomar esta circunstancia como factor decisivo para entregar su voto. 

Desde mi punto de vista Josefina V. Mota se ha visto en ocasiones superada por otros candidatos y figuras políticas del momento, he observado que le falta cierta maduréz política y que deberá trabajar en ciertos aspectos que garanticen una plena seguridad tanto en sus discursos como en la plena confianza de que sabrá cumplirlos en caso de que sea electa Presidenta de la nación.

Me agrada la idea de ver a una mujer en una contienda de tales proporciones. No obstante, el camino para alcanzar dicha meta será muy reñido y en él existirán desde la clásica guerra sucia hasta algunos molestos y desafortunados comentarios machistas y carentes de educación. Josefina y el PAN tienen por delante un gran reto si desean conseguir/permanecer en el poder los próximos 6 años. El primer paso será convencer a la sociedad de que su proyecto es el adecuado, posteriormente deberán actuar con inteligencia ante los ataques de sus oponentes y de una gran parte de la sociedad que aun se resiste a seguir viviendo en el oscurantismo machista; finalmente se deberá preparar las bases de lo que será su gobierno en el caso de resultar vencedores.

Advierto en los próximos meses una guerra de género dentro de la sociedad mexicana a la par de la batalla electoral y propia del terreno político (de por sí carentes de toda objetividad y respeto). Espero que esas diferencias no sean tomadas para dividir aún más a éste país el cual ya se encuentra muy golpeado y apático en todos sentidos. 

No debemos dejarnos llevar por posturas ideológicas de que hombres o mujeres son mejores unos sobre otros sino más bien complementarios, así como tampoco debemos irnos a la primera con las mentiras o jugarretas políticas de todos y cada uno de los candidatos. No tenemos que tomar preferencia por un candidato solo por el hecho de que sea hombre, mujer, guapo o simpático, sino que ante todo sean gentes congruentes, capaces y que en el fondo muestren soluciones a corto, mediano y largo plazo para mejora de éste país.   

Reflexionemos pues y ya luego hablaremos de las plataformas de campaña de los principales tres candidatos a la Presidencia de la República.