Datos, información, opiniones, recomendaciones...

lunes, 2 de mayo de 2011

Osama Bin Laden: Reflexiones sobre su muerte.









No han transcurrido más de 24 horas que la noticia comenzó a desparramarse por los medios electrónicos (especialmente Twitter) y miles de conjeturas, pronósticos, reclamos, imágenes falsas, análisis etc... han sido maquinados en torno a la muerte del ex líder del grupo terrorista más perseguido y peligroso del mundo (segun el mundo occidental) AlQaeda.



Quizás es muy pronto todavía para poder elaborar apuntes en relación a la caída del terrorista más buscado en el planeta hasta el día de ayer, sin embargo, fotografías de su cadáver, medidas de seguridad en aeropuertos de los Estados Unidos e incluso fiestas y celebraciones en algunas ciudades de la Unión Americana hablan de las primeras repercusiones que ha traído el fallecimiento (asesinato) de Bin Laden otrora aliado de los EUA en la época de los años 80's, cuando la Guerra Fría se encontraba en su última fase y a punto de terminar.



Al igual que hace ya casi 10 años con los atentados del 11 de septiembre, es muy prematuro todavía precisar las reales repercusiones que en este caso la muerte de Bin Laden, traerá a corto y mediano plazo principalmente en los Estados Unidos y países aliados que sostuvieron una intensa campaña y ocupación militar en Afganistán desde la década anterior hasta ahora.



Por una parte se me puede ocurrir primeramente que la red terrorista AlQaeda, si bien perdió a su máximo líder en los últimos años; no esta desarticulada y pueden tomar represalias en forma de atentados de similares proporciones que las del 11S.

No por nada los Estados Unidos han emitido recomendaciones de seguridad en aeropuertos, ciudades y fronteras como medidas preventivas ante posibles represalias por parte de AlQaeda que, dicho sea de paso, no representan a todo el mundo islámico.



Las imágenes del día de ayer en donde gente festejaba en Nueva York, Washington y otras ciudades estadounidenses, han generado una buena cantidad de comentarios tanto a favor como en contra. Preguntas como: ¿Quién se puede alegrar de la muerte de otro ser humano por despreciable, maligno o nocivo que éste haya sido? ó ¿Se esperan ataques por parte de redes terroristas a EUA en los próximos días? son las primeras en salir horas después de la muerte de Osama Bin Laden.



Hay grupos que celebran la muerte del ex terrorista más buscado en los últimos tiempos, hay otros que se preocupan acerca de las posibles repercusiones en cuestión, pero hay quienes gustan por señalar que la violencia no se ataca con violencia, que la muerte de una persona no es mas que el reflejo de una sociedad postmoderna que ya no se sensibiliza, sorprende o lamenta ante la muerte de otra persona y que el terrorismo atraerá más terrorismo cual círculo vicioso.



Es muy difícil precisar si habrá alguna represalia por parte de AlQaeda en los próximos días o semanas sobre territorio estadounidense o europeo (mundo occidental), y más difícil será saber de qué magnitud serán esos nuevos episodios en caso que se den. Desafortunadamente el júbilo, los abrazos, la "justicia", la felicidad ayer exhibida por algunos sectores de la sociedad estadounidense podrían cambiarse nuevamente a lágrimas, miedo, desesperación, psicósis etc... ante nuevos atentados terroristas que pudieran presentarse.



Los Estados Unidos de América siguen siendo el país hegemónico predominante en nuestros días y como tal, tendrá enemigos de diferentes tamaños, formas y alcances a quienes enfrentar en todo el mundo, la caída de uno de ellos no supone para nada el final de las amenazas y si por el contrario el surgimiento de otros actores que tratarán de revertir ese status que como nación ostentan hoy por hoy los estadounidenses. Status que incomoda, interviene, bloquea, ocupa, señala, abusa y genera violencia per se entre otras cosas; por el simple hecho de tratarse de prácticas que buscan que dicha condición prevalezca a través del tiempo.



El mundo no solamente se acomoda de manera física y espacial a través del tiempo, tambien lo hace dentro de un marco político en el que las decisiones, acciones u otros actos cometidos en algún momento de la historia por parte de países, líderes y otros actores internacionales, siguen reproduciéndose y generando reacciones tanto positivas como negativas. Ahora nos toca esperar qué sucederá en los próximos días, semanas o meses a partir de la muerte de Osama Bin Laden.








No hay comentarios:

Publicar un comentario